jueves, 3 de diciembre de 2009

Casas Singulares



CASA PLATA, el refugio de la escritora Nuria Amat.

Aunque ya hace dos años que esta casa fue seleccionada entre las 150 obras del mundo para la exposición inaugural “Architectures au fil du temps”, en París en el 2007, su singularidad y belleza siguen haciéndola protagonista de múltiples reportajes es revistas de arquitectura e interiorismo.

Hablamos de la “Casa Plata”, propiedad de la escritora Nuria Amat (“Deja que la vida llueva sobre mí”. Edit. Lumen).

La casa se alza en la cumbre de un acantilado, en Costa Brava, entre rocas, pinos, plantas aromáticas y unas impresionantes vistas al mar.

El reto era diseñar esta maravilla en un terreno del acantilado, despreciado probablemente por las dificultades que su situación presentaba para construir.

Ella misma dice que guiada por su intuición se atrevió a comprarlo, “…a todo el mundo le pareció una locura y una insensatez, pero hay lugares mágicos que te llaman contra todo tipo de razones. Las casas no se pueden buscar, son ellas las que te buscan a ti.”

La razón al proyecto la aporta el arquitecto Jordi Garcés, la decoración fue obra de la propia Nuria Amat.


El resultado, espacios libres, atemporales y austeros que conciben la relación entre el interior y el exterior de manera óptima.

Nuria Amat asegura “ lo mejor de la casa es la invitación a la contemplación, es decir al poema”.




Más información Hola Decoración, Mayo 2009
Fotografías, Duccio Malagamba

2 comentarios:

  1. Este es el "campo de concentración" de Nuria Amat.

    ResponderEliminar
  2. Esta casa no vulnera la ley de costas?

    ResponderEliminar